Sin categoría no image

Published on Diciembre 24th, 2010 | by Visto en Forocoches

0

La ESTAFA del Cine Español

Hilo largo pero muy interesante, os dejo con un artículo resumido por el forero Pepepotamus, un hilo interesante y con contenido de gran interés!

El Viernes 23 de Octubre de 2009 se produjo el estreno de la cinta del debutante Hernán Migoya ‘¡Soy un Pelele!

A raíz de este estreno, Migoya, ha hecho público su malestar por unas prácticas por desgracia extendidas y bastante conocidas en el mundo del cine español, no así a nivel público o al menos no de forma notoria.

Algunos utilizan las subvenciones para, a costa de otros y en nombre del arte, embolsarse un dinero a su cuenta personal.

La productora del largometraje Iris Star (y que ahora trabaja con el sello Stardis) habla oficialmente de un film rodado íntegramente en catalán en 8 semanas y con 1,2 millones de euros de presupuesto.La versión que recoje el director y su equipo es la de un rodaje en castellano de tan sólo 27 días (y terminado abruptamente y por la malas 3 días antes de lo previsto) y cuyo presupuesto real andaba entorno a los 572.000 euros.

La cinta acabo siendo estrenada sin contar con ningún tipo de promoción en 7 salas y cuyas copias exhibidas en la comunidad catalana se anunciaban como proyectadas en su versión original, es decir, en catalán.

Pere Doménech y su hijo Jaume Doménech, responsables de la citada productora, personifican el prototipo del empresario/estafador que utiliza las ayudas públicas para obtener un beneficio propio e inmediato de forma inmerecida y fraudulenta, en este caso auspiciados por la Cultura y en nombre del cine español.

La prensa catalana se mantiene callada y sin hacer referencia alguna en general ante el hecho de que películas íntegramente rodadas en castellano hayan recibido ayudas de la Generalitat de Catalunya por valor de 180.000 euros (como es el caso) por estar supuestamente rodadas en catalán, una práctica al parecer común y que se suele excusar alegando que su versión castellana “posee un gran doblaje”.

Un film rodado íntegramente en catalán puede recibir por parte del Institut Català de les Indústries Culturals hasta 200.000 euros de subvención; el Ministerio de Cultura otorga subvenciones a la realización de óperas primas que puede alcanzar hasta los 500.000 euros, a la par que sus ayudas a la producción lo son en proporción al presupuesto de la cinta en cuestión, y cuya condición básica para recibir tanto esta como los derechos de emisión en TV (las televisiones, por ley, tienen que invertir en el cine un 5% de sus ingresos) es haber sido estrenada en cines, y para lo que vale con alquilar una sala de pueblo un día cualquiera para ser considerada ya oficialmente estrenada; a todo esto hay que añadir ayudas llamadas de “amortización” en función de un mínimo de recaudación en taquilla (330.000 euros un film corriente, 220.000 euros una ópera prima, y 110.000 euros un documental), o las ayudas al desarrollo de proyectos por parte del ICAA.

Una ex-empleada de la productora de Doménech ha reconocido al periódico El Mundo como se inflaban los presupuestos (práctica por otro lado habitual, y pone de ejemplo dos títulos: ‘Road Spain’ – 2008, y ‘Raval Raval’ – 2006) y se negociaba con proveedores a emitir facturas falsas, a la par que asegura que ella al menos en todos los años que lleva trabajando no tenía constancia alguna de que los rodajes fueran visitados por los auditores del Ministerio de Cultura o de la Generalitat de Catalunya. Y aun más. Que por parte de la productora/distribuidora se le entregaba un cuadro con tres cifras: los espectadores reales, los que se declaraban al Ministerio, y las entradas que se compraban a dos cadenas de salas para justificar la diferencia, cifras que distaban mucho entre unas y otras. Todo esto rematado por la conclusión de un productor (quién lógicamente prefiere no identificarse) que reconoce que “El problema es que el propio sistema ha invitado al fraude todos estos años. Sale rentable hacer películas y comprar tú tus propias entradas” .

La cinta ‘Hot Milk’, de 2005 dirigida por un novel Ricardo Bofill, se beneficio de una ayuda de 633.203 en función de un presupuesto declarado de 1.847.395 euros (y siguiendo datos expuestos por el periódico de El Mundo). Según Cultura, la cinta recaudó 221.210,18 euros; sin embargo, según los datos de la consultora privada EDI-Nielsen, que registra la taquilla de todos los cines de España,la cinta sumó tan sólo 18.432 euros de recaudación en dos semanas de exhibición.

El productor Salomón Shang lleva años estrenando documentales escritos, dirigidos, producidos y exhibidos por él mismo, siendo dueño como es de un cine barcelonés, producciones que en muchos casos han contado con subsidios de 100.000 euros y que segun el Ministerio de Cultura cuentan con una media de 25.000 espectadores… para la consultora EDI-Nielsen nisiquiera están registradas como estrenadas en salas comerciales.

Otras cintas como la de ‘Matar al Ángel’, recaudan un 67% más su último fin de semana en cartel que en el del día de su estreno (y de paso consiguen acceso a la subvención oportuna).

Como colofón, unas declaraciones del propio Migoya bastante elocuentes que resumen a la perfección la idea de este artículo, y la falta de transparencia: “Hacer cine es callar porque hay mucho dinero en juego. Todos callamos por miedo a ser marginados”.

Tags:


About the Author



Back to Top ↑
  • Tu comparador de libros de texto

    comparador libros de texto isbn ahorra en libros

  • Webs Amigas

    PIXEL POR PULGADA

    BANNER 250X150 2

    BANNER 250X150 2


  • Collecciones de Gifs

    BANNER 250X150 2
    BANNER 250X150 2
    BANNER 250X150 2