Sin categoría no image

Published on Mayo 24th, 2011 | by Visto en Forocoches

0

¡Mañana me compro un coche y firmo la hipoteca! por Rozas24_86

Porque ya no hay crisis, ¿eh?

Una debacle sin paliativos. La mayor catástrofe política del Partido Socialista en la Historia de la democracia. El barco de la izquierda se ha hundido y son muchos los que piden al capitán que lo abandone de inmediato. El Partido Popular ha arrasado en las urnas gracias al efecto que la crisis ha tenido sobre los ciudadanos y los cantos de sirena que desde hace ya mucho tiempo venimos escuchando desde la calle Génova.

Y es que España, ha balado. Pues no encuentro otro adjetivo que describa la acción de votar por un partido que jamás ha presentado alternativas, propuestas o soluciones. ¿Por qué has votado al PP? “Porque Zapatero ha arruinado España y el PP beeeeeeeeeeeeeeeeeeeee”
¿Tenías la menor idea de lo que estabas votando? ¿Sabías que Mariano Rajoy no iba en las listas de ninguna comunidad ni ayuntamiento? ¿Te has informado de las propuestas que los diferentes partidos ofrecían para tu pueblo, ciudad o comunidad antes de votar? De no ser así permíteme decirte que eres imbécil.

Pulsa Read More para seguir leyendo.

 Ha pasado lo que tenía que pasar. Los religiosos votantes del PP han emitido su voto de fe, ese generado por el fanatismo y que se aleja por completo de cualquier sentido crítico. Por contra los socialistas de elección crítica han desviado su voto hacia partidos minoritarios, propiciando su alzamiento e incursión en multitud de municipios y comunidades. Y por último, los votantes veleta se han dejado arrastrar por el viento de derechas que creen les guiará hacia el final de la crisis. Ingenuos.

El resultado bala por sí solo. Bienvenidos a la antesala de una dictadura democrática de derechas. Las próximas elecciones generales marcarán el descenso de nuestro país al infierno de la política “dura pero necesaria“. La más apabullante mayoría absoluta que jamás hayamos visto. El odio que parecía generar el bipartidismo político nos trasladará a una realidad aún más dura: el monopartidismo. Dejaremos las riendas de España en manos de una única fuerza política, una única tendencia y unos únicos ideales. Enhorabuena. Pero no acabará en cuatro años, no.

Os contaré lo que va a pasar. En 2012 el PP ganará las Elecciones Generales con una mayoría absoluta aplastante. Los cuatro años siguientes de gobierno de gaviotas nos conducirán irremediablemente a una de las siguientes situaciones:

a) La crisis frenará y la economía crecerá gracias a una fase de inercia positiva. El Partido Popular se anotará el tanto, evitará cualquier medida antisocial y saldrá reelegido cuatro años más tarde también por mayoría absoluta. Durante cuatro años más gobernarán infundiendo a la población un terror basado en la asociación PSOE-CRISIS al tiempo que comenzarán ya discretamente a desarrollar una política de derechas. Repetirán victoria en 2020, pero más comedida. En el año 2024 nadie se creerá ya los fantasmas de la crisis que durante tres legislaturas les han mantenido en el poder justificando además los numerosos recortes sociales (sí, aún más duros que los de Zapatero) y la política económica en favor de las clases medias y altas. El PSOE volverá a gobernar con escasa ventaja tras doce años en la sombra de la oposición.

b) La crisis no verá su fin. El Partido Popular no podrá hacer nada por recuperar a un país en decadencia, dejando en evidencia su total falta de criterio y soluciones milagrosas. Pero entonces recurrirán a la socorrida expresión de: “Es que el PSOE ha dejado a España en la ruina, hace falta más tiempo”. Con esa proclama saldrán reelegidos en 2016 pese a no haber encontrado solución alguna a los problemas que dentro de un año expulsarán a Zapatero de La Moncloa. Por cojones la crisis comenzará a frenar en algún momento en los próximos ocho años, por cese de la inercia negativa, por lo que el PP terminará su segunda legislatura con el tanto anticrisis en su marcador. Al finalizar su tercer mandato ocurrirá lo mismo que en la primera opción.

c) Cualquiera de las anteriores culminada con una revolución social de proporciones apocalípticas, violencia en las calles y derrocamiento del actual sistema de monarquía parlamentaria para el establecimiento de una república con profundas reformas en la estructura política.

En definitiva, que doce años de derechas no nos los quita nadie.

Parece que aún no nos hemos dado cuenta pese a llevar cerca de cuarenta años de democracia: el voto de derechas no se reparte. El votante del Partido Popular siempre votará al Partido Popular. Aunque Esperanza Aguirre anunciara su intención de sacrificar mil primogénitos varones para celebrar su reelección o Mariano Rajoy prometiese impulsar la venta de carne humana en nuestros supermercados, nada cambiaría.
La izquierda ha hecho gala de su rectitud y firmeza castigando a los socialistas y abriendo de par en par las puertas de las caballerizas políticas a los populares. Ya se han subido a los caballos, preparáos para correr.

“Éxito del movimiento 15M“. ¿En serio? ¿No pretendía luchar contra el bipartidismo? ¿Contra el cheque en blanco que supone gobernar? ¿Hay acaso mejor cheque en blanco que el que te proporciona la mayoría absoluta? UPyD ha mejorado sus cifras y ha conseguido numerosos concejales. ¡Fin del bipartidismo! ¡Ha triunfado un partido minoritario! Situación gracias a la cual una de las fuerzas protagonistas del reprobable sistema bipartidista se ha desmarcado a kilómetros de distancia de cualquier competidor. ¡Enhorabuena! ¡No! Así no conseguiremos nada más que perpetuar a un partido en el poder.

Álvarez Cascos, pese a no ser su partido Foro Asturias el más votado, ha conseguido dieciséis escaños en el Principado de Asturias que le conducirán a la presidencia. Ha golpeado con fuerza en la boca de aquellos militantes populares que propiciaron su abandono. ¿Y ahora qué? Ahora a pactar con los mismos que en su día vertieron sobre él toda clase de mierda para alejarle de la política regional asturiana. ¡Un tío de principios!

Y Cantabria, ante mi asombro personal, cae en manos de Ignacio Diego, candidato del Partido Popular, con mayoría absoluta. ¡Qué gran decepción! Siempre he manifestado el orgullo que me transmitía el pueblo cántabro manteniendo al PRC y a Miguel Ángel Revilla como principal fuerza política sobre las dos grandes potencias. Pero el efecto crisis también ha calado en la Comunidad de la anchoa. El grandísimo trabajo llevado a cabo por Revilla en los últimos años, impulsor donde los haya de la imagen de Cantabria y embajador por excelencia de las maravillas de esa joya de la costa norte, no ha sido valorado y la traición se ha consumado. El político más transparente y realmente humilde que ha dado este país abandona su despacho por la puerta de atrás. Sí, el sustantivo en este caso es traición. ¿El adjetivo? Lamentable. Lamentable traición.

De otra parte tenemos a Francisco Camps. Transpirando corrupción por cada poro de su piel e imputado por uno de los mayores escándalos políticos de los últimos años (Caso Gürtel), el candidato a la presidencia de la Comunidad Valenciana revalida su mayoría absoluta. Ya lo hemos comentado, ¿qué más da? Se presenta por el PP, ¿no? Pues hay que votarle, ¡cojones! ¿GAL? ¿Cómo que GAL? ¡El GAL perseguía terroristas! Francisco Camps sólo movía los hilos de una trama de corrupción dedicada a sobornar cargos políticos de su partido para conseguir la adjudicación de contratos y obstaculizar así el derecho al libre concurso de empresas que no ofreciesen apetitosos regalos a cambio. ¡Que Camps sólo se vendió por unos cuantos trajes de alta costura y unos cuantos euros! Nótese la ironía.

En resumidas cuentas: No votes a Tomás Gómez, que es amigo de Zapatero. Pero vota a Francisco Camps, que lleva en su lista decenas de imputados en casos de corrupción.

Pero podemos respirar tranquilos. Por fin ha llegado el cambio. En el horizonte se vislumbra ya el final de esta crisis. Pronto tendremos apenas unos miles de parados, las empresas volverán a florecer, comenzará una política basada en el avance social. Darán marcha atrás a los recortes que sin más intención que putear han llevado a cabo los socialistas. Volveremos a fumar en los bares y nos jubilaremos a los sesenta y cinco años. Los bancos dejarán de dirigir el país y abrirán el grifo de los créditos y las hipotecas. ¡Ah! Y por supuesto expulsarán a todos los inmigrantes de manera fulminante.

Me encantaría seguir comentando con todos vosotros el esperanzador futuro que nos aguarda, pero en vista de los resultados de las elecciones mañana tengo que madrugar. El notario me espera para firmar la hipoteca y después iré por fin a comprarme un coche.

Porque mañana se acaba la crisis, ¿no? Sí, ¿no?

IR AL HILO
Visto en Forocoches… ¡Tu Blog de Forocoches!

Tags:


About the Author



Back to Top ↑
  • Tu comparador de libros de texto

    comparador libros de texto isbn ahorra en libros

  • Webs Amigas

    PIXEL POR PULGADA

    BANNER 250X150 2

    BANNER 250X150 2


  • Collecciones de Gifs

    BANNER 250X150 2
    BANNER 250X150 2
    BANNER 250X150 2