Curiosidades no image

Published on Octubre 10th, 2012 | by Visto en Forocoches

5

Las rivalidades más sonadas de la historia del deporte.

¿Cuántos tuits por segundo tendría un combate entre Ali y Frazier? ¿Cuántos millones de páginas web se verían por las tropelías que se hacían Alain Prost y Ayrton Senna sobre los volantes de sus bólidos? Esas y otras colisiones humanas y deportivas han propulsado la historia de la competición. En esos pulsos se dirimían títulos, regímenes y hasta vidas. La rivalidad Cristiano-Messi arropa a todo el globo. Antes hubo otras. Éstas son sólo algunas, aunque todas sean míticas.

1. Ali-Frazier, la bolsa y la vida en juego
Fueron tres combates. Sólo faltaron las balas. Joe Frazier noqueó a Ali en 1971. La revancha en 1974, sin el título en juego, fue para El Loco de Louisville. La tercera carnicería quedó para la historia como Thrilla in Manila, en 1975. El rincón de Frazier tiró la toalla en el último asalto cuando Ali vislumbraba la muerte, según confesión propia. Frazier nunca perdonó a Ali que le llamara gorila.

2. Magic Johnson-Larry Bird, la NBA en cohete 
Magic y Bird iniciaron su rivalidad en la final universitaria de 1979 entre Michigan State e Indiana. Ganó Magic. En la NBA, el base de los pases mirando a las gradas terminó en los Lakers. El rubio que jugaba como un profesor aterrizó en los Celtics. Tres finales entre ambos. La del 84 para Bird. Las del 85 y 87, para Lakers. Ambos estuvieron en el Dream Team del 92.

3. Sebastian Coe-Steve Ovett, carros de fuego
Gran Bretaña esprintaba en los 80 con estos dos sacos de huesos de personalidades antagónicas. Coe apenas pasaba de 50 kilos con su flequillo de beatle. Ovett le sacaba una cabeza y el glamour era su enemigo. Los Juegos de Moscú oficiaron de jaula de ambos. Coe iba de favorito en los 800 y Ovett le arrebató el oro. En los 1.500 Coe se jugaba su orgullo y su trayectoria deportiva. Derrotó a Ovett y repitió triunfo en Los Ángeles 84. Coe es ahora Lord. Ovett mantiene su pelea con la fama.

4. Coppi-Bartali, el mejor pelotón de Italia
Italia, tan propensa a la dualidad, albergó en la orilla de los 40 y los 50 la volata entre las carreras de Coppi y Bartali. El primero era casi tachado de comunista; el segundo era utilizado por Mussolini para encarnar la grande Italia. Coppi se alzó con cinco Giros y dos Tours. Su oponente, con tres Giros y dos Tours. El antagonismo no alcanzó a su relación personal.

5. Jack Nicklaus-Tom Watson, duelo al golf 
Nicklaus, el oso dorado, había aparcado ya la rivalidad con Arnold Palmer, chico de póster, pero en los 70 apareció Tom Watson, otro norteamericano. En el Open Británico de 1977 protagonizaron el Duelo al Sol en Turnberry. Watson venció en el último hoyo. Nicklaus le felicitó con dedicatoria especial: “Eres un pequeño hijo de p…”. Nicklaus conquistó 18 grandes títulos en casi cuatro décadas. Watson alcanzó ocho grandes.

6. Alain Prost-Ayrton Senna, lucha sin freno 
Todos los reglamentos y códigos fueron atropellados por Alain Prost y Ayrton Senna. En 1988 el mito brasileño llegó a McLaren, donde reinaba Prost, el orgulloso francés. En el 89 McLaren era Pearl Harbour. En el 90 Prost no resistió y se marchó a Ferrari. En el 94 se retiró, justo antes de la muerte del brasileño. Prost se apuntó los Mundiales del 85, 86, 89 y 93. Senna, los del 88, 90 y 91.

7. Evert-Navratilova, más allá de las pistas 
Evert representaba la chica mona, ex de Connors, y Navratilova era la rompe tabúes. Tras una etapa de roces, terminaron amigas. Jugaron 80 veces, con 43-37 a favor de la Navratilova. Disputaron 14 finales grandes con 10-4 también para ella.

8. Karpov-Kasparov, la ficha de la revolución
Karpov representaba a la Rusia más cerril. Kasparov emergía como el geniecillo aperturista, aliado futuro de Gorbachov. Entre movimiento y movimiento de ambos daba tiempo a una legislatura. Disputaron cinco Mundiales. El primero, el del 84, fue suspendido porque se olvidaron de poner un límite de partidas y llevaban seis meses. Kasparov destronó a Karpov en el 85 y retuvo la corona en las revanchas del 86, 87 y 90.

9. Lewis-Ben Johnson, la limpieza y el atajo 
El canadiense Ben Johnson no se conformó con el bronce en 100 metros en Los Ángeles 84, detrás del dorado Lewis. Decidió atajar. En el 87 le ganó en los 100 en el Mundial de Roma y repitió en los Juegos de Séul ante un planeta anonadado. Iba dopado, quedó marcado para siempre.

10. Federer-Nadal, desde la admiración
Rafa Nadal aventaja a Federer en 18-10 en los enfrentamientos particulares. La final de Wimbledon 2008 quedó como el mejor partido de la historia. Aún habrá más.

Fuente


About the Author



Back to Top ↑
  • Tu comparador de libros de texto

    comparador libros de texto isbn ahorra en libros

  • Webs Amigas

    PIXEL POR PULGADA

    BANNER 250X150 2

    BANNER 250X150 2


  • Collecciones de Gifs

    BANNER 250X150 2
    BANNER 250X150 2
    BANNER 250X150 2