Hilos

Published on Enero 7th, 2013 | by Visto en Forocoches

5

El otro día me ACOSTÉ con una VIDENTE y cambie el rumbo de mi vida

Me levanté a las 5 de la tarde, madrugando, como es costumbre en mi. Tenía el miembro como un litro de vino, como también es costumbre en mi.
Me dirigí al lavabo pues al fin y al cabo soy un chaval muy limpio – muchos me consideran friki y desañilado por que quizá me sobren unos kilitos, vale, quizá juegue mucho a World Of Warcraft, ¿Pero acaso es un pecado tener hobbies sanos? -.

Después de una buena limpieza con productos hacendaño, me sentía PODEROSO, me sentía como SUPERIOR a la media. Tenía ganas de comerme el mundo, así que abrí infojobs y lo mire 5 minutillos.

¡Joder que sensación! Así que eso era ser productivo en la vida, aunque por una parte me sentía raro, 25 años me parece una edad demasiado precipitada para ir estudiando o incluso buscando trabajo. Las cosas hay que hacerlas a su justo tiempo, sin prisa, pero sin pausa.

Extrañado por la sensación de productividad, tomé rumbo a mi altar, a mi templo del pensamiento, donde ensalzo el alma: Mi ordenador.

Abrí, el WoW y por una vez…. no me llenó
Abrí, el LoL y por una vez… no me llenó.
Abrí, Youporn y por una vez… no llenó, eso si la paja calló, no por nada, eso es algo fisiológico, natural del cuerpo.

Aquello era algo inhabitual en mi, y un loco impetu me invadió, mi mano se dirigió temblorosa a clickear en la carpeta de “Álgebra cuántica, Universidad”.

Creo que esta carpeta no necesita presentación, todo joven debe tener una, y es una relación simbiótica. Tú la alimentas de guarradas de todo tipo y cosas que te averguenzan y ella te retroalimenta en situaciones como esta, en la que te sientes perdido, ella te guía espiritual, física y emocionalmente.

Pasé de las subcarpetas de “chicas chupándosela a delfines” y de “mutilaciones”, necesitaba algo más hardcore.

VIDENCIA.

La ví y mis ojos se iluminaron,

Solo era un número de teléfono con una breve descripción: ¿Sueño o realidad? Descúbrelo.

Derrepente entré en una especie de trance, no recuerdo nada de esos segundos, al despertar me encontré con el teléfono en la oreja y diciendo, Vale, en 1hora estoy allí.

Llamadme loco, enfermo o valiente, pero decidí acudir a la cita con la vidente, quizá ella colmaría ese vacío con sus sortilegios y premoniciones.

Después de alimentarme de 3 bolsas de patatas bravas y 5 cervezas Steimburg, de exquisito paladar me pusé mis ropajes y me decidí a ir hasta allí.

Me encontraba delante de un poblado gitano-chabolista de mi ciudad. Las inscripciones (graffitis) en las paredes parecían ir todas dirigidas a mi en una cruel sátira:

“Tu vida es una puta mierda y lo sabes”
“La DROJA es la haunténtica salud”
“Disfrute lo votado”
“Es nuestra cultura y hay que respetarla”

Incluso estaba el típico cartel de Zapatero

Quizá era un mal presagio, pero aún así me dirigí a la dirección de la tienda de la vidente gitana.

Entré y prendado quedé, ojos morenos, 50 años, tez gitanesca. A pesar de su sobrepeso, una cara bonachona aunque siniestra me invitaba a pasar. Yo la tenía ya como la clavícula de OPTIMUS PRIME, no me pregunteis por qué, es la magia de la feromona y la sexualidad. Las feas para los feos y las guapas para los de Gandía Shore.

Me preguntó que quería saber de mi futura vida, la miré a los ojos, y ella se ruborizó. Yo sabía que le atraía, pecato di cardinale, joven 25 años, barba desaliñada, triunfador ON-LINE (aunque ella probablemente ni sepa lo que es la internet, eso se nota en las feromonas), cuerpo castizo criado a base de Jamón Serrano y sex-appeal a nivel de Justin Bieber poniendo morritos en una foto.

¿Qué quiero?

¿Qué quiero?, preguntas mientras clavas en mi pupila, tu pupila marrón-negruzca
¿Qué quiero?, preguntas mientras sonríes con tu dentadura de oro
Lo que quiero eres tú.

Derrepente un huracán de carnes se abalanzó sobre mí, yo pensé que era el fin del mundo, que me reencontraría al fin con Obi-Wan en el más allá, pero no, era ella quitándose la faja y abalanzándose hacia mi.

Me quité los pantalones y mis calzones de Mickey Mouse.

“Te estás poniendo fuerte cabrón” dijo la muy puta al verme desnudo. Los ciclos sanos de bravas y donuts hacendaño habían surgido el efecto atractivo deseado en la moza.

Procedí a comerle el rastrojo, exquisitamente, y acto seguido ella se puso encima mío. Disfruté lo engordado a base de fritangas y mierdas que comen los gitanos, pero se me pasó rápido cuando empezó a menearse cual Orca en Salvar a Willy.

Dos minutos, dos minutos es lo que me gustaría a llegar a durar algún día, pero ese día no pudo ser.
Aún así la bestia pagana quedó sumamente complacida, aunque no sé por qué me obligó a vestirme muy rápido y farfullaba cosas en plan “Este tío, este tío, lo que es es un maricón”.

Me dio un beso en la frente y me despidió con la frase: ¿Sueño o realidad? Descúbrelo.

BOTON ir al Hilo


About the Author



Back to Top ↑
  • Tu comparador de libros de texto

    comparador libros de texto isbn ahorra en libros

  • Webs Amigas

    PIXEL POR PULGADA

    BANNER 250X150 2

    BANNER 250X150 2


  • Collecciones de Gifs

    BANNER 250X150 2
    BANNER 250X150 2
    BANNER 250X150 2